Entradas

Entrada destacada

Mi paseo favorito por Roma y las cuatro últimas horas de Eutyceto

Imagen
Artículo dedicado a mis alumnos de la Universidad de Mayores de la Universidad Rey Juan Carlos

Pablo Ozcáriz Gil
Universidad Rey Juan Carlos



El pasado mes de septiembre se cumplieron 25 años de excavaciones arqueológicas en el Monte Testaccio de Roma, en los que yo he participado en ocho campañas. Por las mañanas  toca trabajar en el monte de las ánforas, limpiando y seleccionando fragmentos de cerámica. Por las tardes, me encanta ir a pasear por Roma. Mi recorrido preferido comienza en el Lungotevere del Aventino hasta el teatro de Marcelo. Desde allí entro en el barrio judío, donde suelo comprar alguna bolsa de galletitas o pruebo alguna de las delicias de los puestos de comida Kosher. Al final del ghetto ebraico se llega a la Piazza Largo Argentina, y me suelo parar a ver los gatos y el lugar en el que fue asesinado Julio César. A continuación, sigo hasta el Panteón. Da igual las veces que lo visite, siempre, siempre, me emociona entrar en este majestuoso templo. Para mi, es el úni…

Los romanos no eran tontos

Imagen
A menudo juzgamos el pasado comparándonos con nosotros mismos, y nos hinchamos de orgullo. Creemos, al igual que lo creían los romanos del alto Imperio, que hemos alcanzado las más altas cotas de desarrollo intelectual, y que este proceso no acabará nunca. Vemos a los antiguos como pobres hombres, sin tecnología, sin satélites que les miren desde el cielo y les den una imagen proporcionada de quiénes son en relación al mundo. Como si la sabiduría la diese la tecnología.
Cuando les explico a mis alumnos que Eratóstenes midió la circunferencia de la tierra con un margen de error bastante aceptable, les parece algo más propio de la ciencia ficción. Así, cuando leemos textos como el siguiente de Tito Livio, nos sorprendemos y nos entra por un momento la duda: nosotros, independientemente de la tecnología que manejamos ¿somos tan listos como pensamos?



Lugar: Pidna, Golfo de Tesalónica Fecha: Tarde del 21 de junio del 168 a.C. Autor: Tito Livio, Ab Urbe Condita 44, 37.

"Una vez fortif…

Lo que permanece y no permanece. La trascendencia de llenar un vaso.

Imagen
Pablo Ozcáriz Gil
Universidad Rey Juan Carlos

Cuando toca trabajar con cerámica, la rutina de sacar y meter el material de las cajas lleva a tratarla como simples objetos fríos, sin vida, que hay que revisar. Pero de vez en cuando viene a la cabeza que esa misma cerámica fue utilizada por personas que vivieron como nosotros hace siglos, con sus problemas, ilusiones, alegrías y tristezas. Esa "impregnación" humana me hace sentir empatía con sus antiguos dueños.

Pijus Magnificus, Incontinencia Summa y sus equivalentes romanos

Imagen
Pablo Ozcáriz Gil Universidad Rey Juan Carlos

Dedicado a mi amigo Jesús, por animarme a seguir con el blog.


------------- Aviso: Este artículo es un atrevimiento por mi parte, pero todos los nombres citados a continuación son absolutamente reales y se encuentran en la literatura o la epigrafía académica. Si alguien necesita alguna referencia académica, estaré encantado de enviársela. -------------
Es una creencia generalizada que la Historia, en cuanto se sale de las películas de Hollywood y las novelas históricas, es una disciplina aburrida y propia de personas grises o ratones de biblioteca. Probablemente gran parte de esa culpa la tengamos los propios historiadores, que hemos abandonado la labor de divulgación, olvidándonos del valor que lo ameno tiene para nuestra supervivencia como parte útil de la sociedad. Que el lector juzgue por su cuenta si esto es real o no.

¿Para qué ver "Sálvame" si tenemos a Tácito y Dión Casio?

Imagen
Hace ya un tiempo publiqué un libro en el que trataba de forma académica el tema de los gobernadores de la provinciaHispania citeriorEran senadores de primerísimo nivel que gobernaron la provincia al final de su vida política, siendo éste uno de los puestos más prestigiosos a los que podían aspirar. Hoy quería hablar de uno de ellos, Cayo Asinio Galo.


Los textos de autoayuda como metáfora del mundo antiguo y el moderno

Imagen
Dedicado a Juan Manuel Ojembarrena, por conseguir que centenares de alumnos amen la Cultura Clásica.

Pablo Ozcáriz
Universidad Rey Juan Carlos

En internet se pueden encontrar innumerables razones por las que se deben potenciar las Humanidades. En mi opinión, el estudio de disciplinas como la Historia o la Filosofía te amueblan la cabeza, te estructuran la mente y te forman cultural y humanamente. ¿Existe una mejor base sobre la que luego plantar los conocimientos técnicos? ¡Ay si la formación humanística y técnica se llevasen bien! Los de letras y los de ciencias seríamos mejores profesionales. Recuerdo que una persona explicó una vez la importancia de aprender matemáticas con el argumento de que las mentes de los niños asimilaban un sistema lógico de elementos intercambiables y que hacía que los niños tuviesen que ejercitar el cerebro como ningún otro sistema pedagógico podía hacerlo. Yo me quedé de piedra porque, sin ser consciente de ello, estaba definiendo las características pro…

Resolviendo inscripciones enigmáticas: la espada de Linconshire y el abrigo de la Muela del Conde

Imagen
Pablo Ozcáriz Gil
Universidad Rey Juan Carlos

Los grandes misterios son interesantes mientras siguen siendo misteriosos. Cuando se aclaran, casi siempre pierden su interés.

El lunes pasado mi hija de 11 años me preguntó cuál era el tema sobre el que había vuelto a escribir en el blog. Le expliqué que trataba sobre cómo cosas que parecen oscuras y crípticas, a veces suelen ser poco misteriosas y tienen una explicación mucho más más sencilla de lo que aparentan, por mucho que nos guste pensar lo contrario. Para compensar el exceso de racionalismo también le expliqué que existen cosas trascendentes que no tienen una explicación racional, pero que suelen ser mucho más sencillas y bonitas. Para aclarárselo, se me ocurrió ponerle el siguiente ejemplo: Hace unas semanas salió publicada una noticia con el siguiente titular: "El mensaje oculto en una espada medieval que no ha podido ser descifrado en 200 años". La Biblioteca Británica conservaba una espada encontrada en 1825 con las e…

Sobre el Código DaVinci, sociedades secretas milenarias y los símbolos místicos.

Imagen
Pablo Ozcáriz
Universidad Rey Juan Carlos

Lo esotérico y las sociedades secretas siempre están de moda, gracias a libros como El Código DaVinci. Aunque su contenido fiable y real es mínimo, en ocasiones lo esotérico también puede ayudar a promocionar los estudios académicos de Historia.




Tengo que admitir que los programas de misterios y de temas del "más allá" me divierten bastante. Reflejan la necesidad humana de creer en la trascendencia, aunque sea de una forma enrevesada y a veces sonrojante. Temas como la "chica de la curva" o los misterios de asociaciones místicas secretísimas y antiquísimas llenan los programas de los domingos a la noche con gran éxito. Me gusta especialmente cuando hablan de los grupos secretos. Que una asociación secreta con más de dos miembros exista durante más de dos o tres años creo que es casi imposible porque, como decía Séneca, si quieres guardar un secreto, guárdalo tú mismo.