Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

Resolviendo inscripciones enigmáticas: la espada de Linconshire y el abrigo de la Muela del Conde

Imagen
Pablo Ozcáriz Gil
Universidad Rey Juan Carlos

Los grandes misterios son interesantes mientras siguen siendo misteriosos. Cuando se aclaran, casi siempre pierden su interés.

El lunes pasado mi hija de 11 años me preguntó cuál era el tema sobre el que había vuelto a escribir en el blog. Le expliqué que trataba sobre cómo cosas que parecen oscuras y crípticas, a veces suelen ser poco misteriosas y tienen una explicación mucho más más sencilla de lo que aparentan, por mucho que nos guste pensar lo contrario. Para compensar el exceso de racionalismo también le expliqué que existen cosas trascendentes que no tienen una explicación racional, pero que suelen ser mucho más sencillas y bonitas. Para aclarárselo, se me ocurrió ponerle el siguiente ejemplo: Hace unas semanas salió publicada una noticia con el siguiente titular: "El mensaje oculto en una espada medieval que no ha podido ser descifrado en 200 años". La Biblioteca Británica conservaba una espada encontrada en 1825 con las e…

Sobre el Código DaVinci, sociedades secretas milenarias y los símbolos místicos.

Imagen
Pablo Ozcáriz
Universidad Rey Juan Carlos

Lo esotérico y las sociedades secretas siempre están de moda, gracias a libros como El Código DaVinci. Aunque su contenido fiable y real es mínimo, en ocasiones lo esotérico también puede ayudar a promocionar los estudios académicos de Historia.




Tengo que admitir que los programas de misterios y de temas del "más allá" me divierten bastante. Reflejan la necesidad humana de creer en la trascendencia, aunque sea de una forma enrevesada y a veces sonrojante. Temas como la "chica de la curva" o los misterios de asociaciones místicas secretísimas y antiquísimas llenan los programas de los domingos a la noche con gran éxito. Me gusta especialmente cuando hablan de los grupos secretos. Que una asociación secreta con más de dos miembros exista durante más de dos o tres años creo que es casi imposible porque, como decía Séneca, si quieres guardar un secreto, guárdalo tú mismo.

Estoy de vuelta

¡Hola de nuevo!

Después de unos meses muy difíciles y de no haber podido escribir nada, retomo este blog. Intentaré coger el ritmo que tenía cuando se paralizó, para lo que agradeceré vuestros comentarios y sugerencias. El primer artículo aparecerá, como ya era habitual, el lunes a las 9 de la mañana. Muchísimas gracias a todos,

Pablo Ozcáriz